lunes, 16 de mayo de 2011

Un adios ...o un hasta luego...

24-04-2011 Marrakech

Decidimos no levantarnos muy tarde ya que hoy es nuestro último día en Marrakech. Ayer después de la que callo voy a tirar mis menorquinas y me voy a comprar unas converse de trapi. Así que dicho y hecho por unos 80 Dh me compro las zapatillas son iguales que las autenticas.

Nos vamos a ver el Palacio El Badi. Las dimensiones del palacio son enormes y es una pena que apenas quede nada destacable del palacio, aquí tiene mucho que trabajar la mente para imaginarse como seria esto. Damos un paseo por la ruinas y nos adentramos en las catacumbas. Después vamos camino del mirador para ver la panorámica que se obtiene a dicha altura. De camino vimos un restaurante que se llamaba leTanjia. Preguntamos si servían Tanjiia y nos dijeron que si, por el nombre del restaurante era lógico. Pero tenemos que reservar para cenar, ya que el tanjia es una carne que lleva mucho tiempo hacerla.

Aquí os dejo un articulo para que os hais una idea:



La Tanjia es el plato emblemático de Marrakech. Seria a Marrakech, lo que la bullabesa es para Marsella, el fricandó para Barcelona o el cocido madrileño para Madrid. La receta es muy simple, pero os debo decir, que es un plato cocinado exclusivamente por los hombres. La cocción es todo un poema. Es necesario llevar la jarra de terracota al “farnatchi”, el horno de leña que calienta los Hammams tradicionales, que se encuentran en cada barrio de la Medina. Debe cocer durante horas y horas debajo de las cenizas calientes y nunca en contacto directo con el fuego…es verdad que puede usarse, perdiendo la parte poética (y también un poco de sabor), la olla a presión o el horno eléctrico, ahorrando tiempo de cocción.



Erase una vez en Marrakech, hace mucho tiempo, un hombre y una mujer que pasaban el tiempo gritándose e insultándose. Un día, en el curso de una discusión, la mujer le gritó a su marido: “tu gritas, gritas, pero nunca podrías estar sin mí. Si yo no estuviese siempre aquí, no serias capaz ni de prepararte un plato de comida”. El marido afectado con este ataque insidioso, se prometió a si mismo encontrar una solución. El verdadero problema era que realmente de cocina no sabía nada, pero no se dejó desanimar (el honor de todos los hombres del Reino estaba en juego ). En ese momento, cogió todos los ingredientes que encontró en la cocina, los mezcló todos en una jarra y se dirigió al horno del Hammam ( porque obviamente no se veía capaz de usar el horno tradicional – el canoun). Así nació la Tanjia y desde ese día, solo los hombres de Marrakech preparan este plato extraordinario, para demostrar a sus mujeres que pueden estar sin ellas ( una leyenda que aquí se explica continuamente ).


Muchos Marrakchís añaden nuez moscada a los ingredientes tradicionales. La nuez moscada tiene un efecto alucinógeno si se usa en fuertes dosis, así que no os explico lo que sucede después de las comidas ! una especie de “space Tanjia” por llamarle de una forma fashion. Es verdad que los Marrakchís se sienten muy ligados a la Tanjia, aunque no sea un plato de fiesta, si no más bien es un plato de amistad. Los artesanos, los compañeros del despacho o los estudiantes, la preparan habitualmente cuando comen juntos…preferentemente para comer al aire libre, a la sombra de un naranjo o en cualquier jardín de la ciudad. Es un momento de amistad íntima, de confidencias, seguramente “machistas”, que podríamos comparar a nuestro aperitivo después del trabajo o a la cena íntima cuando se está en plan confesiones.


Si…exacto, es un plato que se parecería a la ciudad y a sus habitantes: elaborada y ligera, especiada y dulce, rústica y refinada. Como Marrakech…. es un plato que necesita su tiempo y nada recomendada para personas con prisas.Autor : https://amazighen.wordpress.com/tag/tanjia/


La otra vez me quede con pena de probarlo.Y que mejor despedida de Marrakech con esta cena en esta restaurante tan pijo, leTanjia . Dejamos la reserva hecha para las nueve de la noche.


Nos dimos unas vueltas por el zoco y por la Koutubia para despedirnos. Fuimos a comer y nos adentramos en la medina por última vez para perdernos sin dirección alguna.Este será nuestro último paseo por estas laberínticas calles, al final uno acaba orientándose, aunque es mucho decir. Una vez que nos dio la hora de cenar fuimos al resaturante.La verdad que todo muy elegante. Eso si la cosa va muy pero que muy tranquila, aquí las prisas no valen, y el serbicio no se estresa para nada,les pedimos el tanjia que tenemos encargado.


Hay espectáculo musical en directo y cuál es nuestra sorpresa cuando se ponen a bailar chicas la danza del vientre.Unas 6 chicas que se turnan la planta de arriba y abajo,hay tambien una señora mayor que tiene una bandeja con velas en la cabeza.A esa nadie la sacaba fotos…Nos trajeron el tanjia ,el plato es para compartir dos personas, con cuscús y verduras de guarnición aparte en otro plato para que te eches. La ración es muy grande y es un estilo a una carne guisada. Estaba muy bueno y llena bastante.


Ya con la tripa llena nos encaminamos hacia nuestro Riad dando un paseíto y despidiéndonos de la plaza Djema-el-Fna. Mañana sale el avión a las 8:00 de la mañana, cogeremos un taxi al aeropuerto y ya daremos por finalizado nuestro retorno a tierras marroquís.


Nota: quito los espacios en blanco en el editor y los vueve a generar...me doy por vencido.

5 comentarios:

Notas de un viajero dijo...

Me has vuelto a sacar el gusanillo por estas tierras ... Me ha gustado mucho el relato.

Por cierto lo de los espacios en blanco es por esta etiqueta HTML Mira a ver como tienes las "Opciones de entrada" cuando escribes.

Un saludo

Daniel y Vanessa dijo...

Lo que pasa es que como Marruecos lo tenemos tan cerca a veces el viaje nos parece poca cosa,que si nos vamos por ejemplo a Asia.Pero a nosotros nos gusto mucho,ya ves que hemos repetido.Quien sabe si habra una tercera...

Por otro lado lo de los espacios sabia la etiqueta br ,pero miro en el codigo fuente y no aparece ,asi que me doy por vencido,que haga el editor de texto lo que quiera. si hace mas espacios pues ya lo siento ,yo arrojo la toalla.

Saludos

M.Eugenia dijo...

Que buenos recuerdos me trae vuestro relato.
Saludos

Kikas dijo...

Supongo que el plato será algo parecido a la tagine
Un plato delicioso
¡Qué buenos recuerdos me trae!
Tantos viernes despues de que mis socios rezasen mientras yo seguia currando en Casablanca o Rabat

Fran dijo...

Fascinante entrada sobre Marruecos, uno de mis destinos pendientes. Y además veo que se come de maravilla...
Un saludo