miércoles, 14 de septiembre de 2011

Capitulo 10º- Pesadilla en Tren Street....¡uh,uh,uh,!

10-07-2011 Pekín - Pingyao
Hoy es nuestro último día en Pekín y vamos a ir al Templo de los Lamas (templo de Yonghe). Hacemos el check- out en el hotel y dejamos las mochilas en consigna. Nos vamos a coger el metro ya que hay una parada con el mismo nombre que te deja en las puertas del Templo.
Al salir de la estación ya se palpa ambiente tibetano. Puestos y más Puestos vendiendo todo tipo de abalorios tibetanos y barritas de incienso, para rezar en el templo.
Sacamos las entradas, y con las entradas te dan un mini CD. Al entrar el olor y el ambiente, rezuma espiritualidad y armonía. Me encantan los templos tibetanos.
Recorremos los templos y las diferentes salas que hay en el complejo. Pero hay uno en especial que tiene una deidad enorme que mide 17 metros. Te quedas pasmado al ver el tamaño que tiene, impresiona. Mirar el video ,no tiene mucha calidad pero se aprecia el tamaño.Pensamos que el templo iba a ser más pequeño, pero tiene varios patios.Al salir nos fuimos de compras a los puestos. Yo me compre un colgante tibetano y unas pulseras para los dos.
Cogemos el metro a “Quianmen” , al bajar camino del hotel nos vamos a comer. Después de comer optamos por pasear por los Hutones que hay en la calle de nuestro hotel. Recorrimos el que está enfrente de la calle de nuestro hotel. Se nota que están reformados pero no pierden su encanto. Una vez en el hotel cogemos las mochilas y vamos a intentar coger un taxi, ya que es la única estación que no llega el metro, están construyendo la línea.
Queremos ir con tiempo a la estación de trenes, para evitar sorpresas. Nuestro tren sale a las 17:05, viendo la gente que hay en todos los sitios os podéis imaginar la estación…
Ir andando ni se nos pasa por la cabeza, y menos con las mochilas que pesan que no veas, por todo lo que hemos comprado. Ya sabíamos que íbamos ir cargados hasta las cartolas, porque terminamos en Hong Kong y allí es más caro las compras y menos variedad de compras. Así que toca ajo y agua…y con un par.
Vamos caminando a la estación de metro y por el camino intentamos parar un taxi a ver si suena la flauta….Nos para un taxi, le enseñamos el papel en chino de que nos lleve a la estación oeste, le hemos debido dar pena y nos lleva, ¡toma!, ¡toma!
Cargamos las mochilas y “avinti tuti”, a la estación. Cuando llegamos a la estación es enorme ,hay una aglomeración de gente de aúpa. En los marcadores buscamos nuestro tren y vamos a nuestra sala de espera.
Como os podéis imaginar esto está repleto, la gente sentada por el suelo. Nosotros hacemos lo mismo y a sentarse en el suelo. Son súper descarados, bueno tipo la india, se te quedan mirando y no se cortan ni un pelo. Solo hemos visto otra pareja de extranjeros aparte de nosotros,mirar el video.Lo mejor viene ahora nos enfrentamos a un tren de 12 horas en asiento duro que es la clase más baja, y ahí no termina lo mejor, pues lo mejor es que Dani va en el vagón Nº13 y yo en el Nº11. No sé como acabara esto pero este trayecto se las va a traer…que nos pillen confesados.
Llego la hora y parece que vamos al matadero…ja, ja, un poco de humor que falta nos va hacer. Bueno nos despedimos y cada uno a su redil hasta dentro de unas horas…ja, ja.
A mí me toca al lado de una chica, pero no habla “ni papa de inglis”, pues estamos buenos. Enfrente tengo a una parejita de tortolitos. Visto lo visto, a escribir toca y a dormir cuando me entre sueño que he puesto la alarma hasta las 4:00 de la mañana.
Lo que no os he contado es que hay gente por el suelo de pies y otros sentados, ya que también vende un billete llamado “stand by”, llamado así que es comprarlo ahí mismo sin asiento. Buscate la vida dentro del tren y párate donde puedas y como puedas. Mirar el video para ver cómo va el tren,tengo que decir que el video tiene una errata ,ya que digo asi se viaja en la India nada mas comenzar. en que estaria yo pensando y como estaria de trastornada...ja,ja.ja.
Así que os podéis imaginar el panorama. Me vienen una serie de preguntas a la mente:




  1. Como hacemos para bajarnos los 2 en la misma estación…


  2. Sino como ostias voy a llegar yo a donde esta Dani con las mochilas…


La verdad que esto se complica. Dani consigue acercarse con una chica chinita con la que comparte asiento y se asegura de que estoy sana y salva. Le ha costado llegar hasta donde yo estoy, la chica china le abría el camino. El por lo visto esta de puta madre sentado con tres chicas con las que ha entablado amistad. Y se comunican en ingles y con el traductor del móvil de una de ellas. Quedamos en que, sobre las 4:00 más o menos iré yo a su vagón, si es que lo consigo.


Me duele el culete, lo de asiento duro nunca mejor dicho. “Fijo que el sofá de Pedro Picapiedra es mas cómodo que esto…” No siento las piernas, ni consigo pegar ojo. No os podéis imaginar cómo está el tren, gente tirada de cualquier manera por el suelo, en cualquier esquina, casi no se puede ir al baño, gente y más gente…y del baño mejor ni hablamos…jajaja


Como me ven escribir este relato me preguntan que si soy profesora. Bueno ya son las 4:00 de la mañana y le digo a mi compañera de asiento que le eche un ojo a mis mochilas mientras yo voy al vagón de Dani. No me imaginaba que pudiera costarme tanto, una cosa tan sencilla como ir a otro vagón aquí parece misión imposible. Tengo que ir saltando entre la gente, esquivando bultos, gente y demás enseres que hay por el suelo…


Después de un buen ratillo y la conllevada calorina que me he cogido, llego al vagón de Dani. Ha Dani se le ve que está muy bien. Esta con dos hermanas que le han estado ofreciendo todo el rato comida y charlando. Resumiendo que se le ha hecho más amena la noche que a mí. Ahora queda otra ardua tarea, traer mis mochilas desde mi vagón al suyo entre esta multitud.


Bueno, pues hay va Dani a por ellas ya que el abulta más que yo, y la gente se apartara mejor. Yo me siento con las hermanas y al cuarto de hora aparece Dani con el equipaje y con una buena sudada. ¡Ala!, ya estamos juntos y ahora solo nos queda bajarnos en nuestra parada. Que esa es otra, ya que las paradas están en chino, y algunas en Ingles. Según donde estés sentado no la ves hasta que te pasas la estación, como saber cuál es la nuestra…


Pues menos mal que Dani ha hecho amistad con las hermanas y ellas nos van a decir cuando nos toca bajarnos.


Dicho y hecho nos avisan que la siguiente es la nuestra y una de ellas nos ayuda a bajarnos.Casi no podemos bajarnos del tren ya que la gente no se aparataba. Les damos las gracias y nos despedimos de ellas.


Son las 5:30 de la mañana, ni en India en sleeper que es la clase más baja, hemos tenido un trayecto como este. No creo que olvidemos este trayecto en tren, después de este viajecito cualquier cosa nos parecerá de risa. Y yo que pensaba que después de haber montado en sleeper en la india podía con todo, pues este trayecto lo ha superado con creces.


Bueno, miremos los positivo y es ya hemos llegado a Pingyao que era nuestro objetivo.


Pulsa aquí para ver todas las fotos de este día y algún video.


Gastos del día:


*Entradas Templo de Lamas: 25x2= 50 yuanes ( 5,56€ )


*Comer: 3 platos para compartir = 34 yuanes( 3,78€ )


* Metro: 2x4: 8 yuanes( 0,89€ )


*Comida y bebida para el tren: 20 yuanes( 2,22€ )


* Compras = 4 pulseras + colgante: 50 yuanes. ( 5,56€ )


Total: 12,45 €+ 5,56 €compras.

5 comentarios:

M.C. dijo...

Puff!! qué horror de viaje, no? Y venden un billete para estar de pie¿? Increible!!! como son estos chinos!! Esperemos que no se enteren los de Ryanair, que seguro que copian la idea!! jejeje
saludos

Daniel y Vanessa dijo...

Ya te digo...fue duro porque íbamos separados.Se nos hizo bastante raro.
No les des ideas a los de Ryanair,que son la ostia...

Saludos

Paco Piniella dijo...

En algunos cercanías en España va la gente de pie, aunque no es lo normal claro.

victor dijo...

Hola,

Enhorabuena por el blog !!

Me está gustando mucho los relatos, me hacen recordar mi viaje a Pekin del que guardo muy buen recuerdo.

Os seguiré leyendo. Saludos.

Daniel y Vanessa dijo...

Gracias por lo que nos toca.

Un saludo