lunes, 24 de noviembre de 2014

Segundo día en París.

18-04-2014 Parìs
Alia a dormido muy bien su primera noche Parisina.


Tras un desayuno contundente hoy pondremos rumbo hacia el Museo del Louvre.




En metro es fácil llegar al museo, nosotros accedemos a la parte inferior del museo.



 Es una pasada el trasiego de gente.  Agobia la multitud de personas que van de un lado para otro. A nosotros nos hacía ilusión ver la zona de Egipto, pero creo que eso será en otra ocasión. Visto lo visto no estamos por la labor de pasar horas interminables en colas para acceder a los diferentes sitios emblemáticos de Paris. Optaremos por disfrutar de Paris de una forma diferente.
Las fotos de rigor del Louvre no van a faltar aunque no hayamos entrado dentro.







A lo tonto se nos va la mañana y nos vamos de paseo a tomar algo. Pasamos por los Jardines de Tullerias y terminaríamos el paseo en una cafetería al lado del Museo Orsay.







Se nos ha hecho la hora de comer de Alia  y aprovechamos que estábamos ya en esta cafetería restaurante para comer todos.
Viendo la ubicación donde estaba el restaurante ya nos oliamos el palo que nos iban a dar. No comimos gran cosa  y nos salió la comida y cafes por 80€ …. Creo que la que mejor ha comido ha sido Alia jajajaja.


Creo que nos vamos a patear todo Paris y Alia encantada. Asi nos hará la digestión de este manjar que hemos comido…Estoy por meterme a un Mc Donalds…jajaja.

Asi que entre paseo y paseo vamos a ir viendo los puntos emblemáticos de Paris, además el dia acompaña. Primera parada será Los Inválidos.


Luego uno de los puentes mas bonitos de París que no es otro que el Puente Alejandro III.










Nuestro paseo por Paris continúa y nos acercamos hasta la Plaza de la Concordia y su espectacular Obelisco de Luxor.


foto de nuestro viaje a Egipto 2004

En la imagen superior se ve el obelisco que falta en Luxor


Supuestamente la punta es de oro, dorada por lo menos si es ;-)


En el obelisco esta explicado la forma en la que lo transportaron hasta tierras francesas desde Egipto.



Desde este punto nos encaminamos hacia los Campos Elìseos , por el camino vemos que hay un parque. Mejor sitio imposible para darle la merienda a Alia.


Aprovecharemos este paron para cargar pilas. Alia la verdad que se la ve encantada.


Nuestro objetivo es llegar hasta el Arco del Triunfo. Otra cosa será subir a el ;-)


Una vez en el Arco del Triunfo justo al lado hay una parada de metro ,así que después de este agradable paseo con Alia ,nos vamos hasta la parada St. Paul donde empezó esta mañana nuestro punto de partida.



Como aún es pronto optamos por pasear por esta zona y acabamos no se cómo entre calle y calle en una zona de bares, restaurantes y con bastante ambiente. No era el barrio latino pero estaba muy bien. Aprovechando que había Happy Hour, nada mejor que una rica cerveza J.


La verdad que hoy nos hemos metido una buena pateada, pero muy a gusto y mas con nuestra princesa. No es la forma habitual de ver las cosas que hemos hecho hasta ahora, pero con Alia ahora nos toca adaptarnos y disfrutar del momento. Ya sea viendo cosas o con un simple paseo por las calles de Paris. Y como no tomándonos una rica cerveza.

Después de este agradable parón toca regresar al apartamento ya que hoy le toca bañito a Alia.
Estamos un poco desorientados, pero sin darnos cuenta damos a salir al Museo Pompidou. Ya si que estamos situados. Por decir algo de la fachada del Pompidou , diremos que es diferente, mas bien tirando a raro. ¡Hombre!, si es un museo de arte moderno…


Ya situados nos vamos hasta el Hotel de Ville y de allí al Barrio de Marais donde se encuentra nuestro apartamento.


Tras casi morir en el intento para hinchar la bañera de Alia…

Alia tiene su recompensa por haberse portado tan bien el día de hoy. Y nada mejor que un agradable bañito con su mami J.


Hasta mañana.

3 comentarios:

M. Carmen Cruz dijo...

Veo que Alia se portó como una campeona en su viaje a París!!
COn los peques cambian los viajes pero también molan mucho!

Daniel y Vanessa dijo...

Hola M. Carmen,
La verdad que se porto genial!!
Ya te digo que cambian los viajes :-)
Es otra forma de viajar pero igual de gratificante ;-)

Saludos,

Rafael Sorolla dijo...

Qué bonito el contraste entre los grises de las piedras y los detalles dorados. París es una ciudad encantadora, preciosa la mires por donde la mires.

Un saludo, me encanta vuestro blog!!
El mío es: http://www.portaldelviajero.com/