viernes, 30 de julio de 2010

Capitulo 5º - "La Cagamos, Luis"

05-06-2010 Agdz - N´kob - Tazzarine - Alnif - Rissani - Desierto Erg Chebbi

RESUMEN

  • Agua 2 botellas + 2 pan = 11 DH.
  • Alojamiento Albergue du Sud , Una pasada de hotel como hubo un malentendido con el precio nos salió 600 DH media pensión los dos por dia. Lo recomiendo 100 %.

RELATO

Nos levantamos prontito para desayunar, y salir dirección Merzouga. Este sería a la postre unos de los recorridos más largos que teníamos a priori.

Salimos a las 9:30 y carretera a Merzouga. Tomariamos la ruta que pasa por los pueblos de N´kob, Tazzarine, Alnif hasta Rissani.

Me esperaba peor carretera, pero no está tan mal.Los paisajes se suceden y apenas hay transito en esta carretera.

Lo que si vamos notando es como la temperatura va en aumento. Menos mal que el coche no nos marca cuantos grados hace, porque así se lleva mejor.

Ya estamos en Rissani, pero aun nos queda un último trecho hasta el desierto.Ya tengo ganas de ver las dunas.

Camino a Merzouga a las puertas del desierto nos pararon los policías, puro trámite, ¿a dónde vais?, ¿donde os alojáis? y seguir, sin problemas. En lo que vamos de viaje ya les vamos pillando la picaresca a los polis. Los solemos ver a las entradas de los pueblos, o a las salidas donde te suele poner un 60.Y vemos como paran a la gente que va más rápido. En las zonas despobladas no hemos visto ninguno,claro no van a estar a la calorina...

Tras 5 horas ya estamos en el desierto y nos salimos de la carretera y tomamos el desvió ala izquierda camino del Albergue du Sud

Como ya nos comentaron los Secuoias , lo mejor para conducir estas pistas es ir un poco rápido. Esta foto se la dedicamos a ellos.

Ya nos las prometiamos muy felices, cuando…de repente a la altura del hotel un socavón de arena y Dani instintivamente freno. Ese momento me vino a la mente la mítica frase de Carlos Sainz y Luis Molla. “¡trata de arrancarlo! y ¡La cagamos Luis!”.

Se nos queda nuestro “Dacia Logan” embarrancado en la arena y no sale, ni para atrás ni para delante. Pusimos piedras, desenterramos las ruedas…y nada de nada. De repente en medio de la nada viene andando un autóctono y entre los tres intentamos empujarlo, pero…Nada de nada. La cosa empieza a preocupar, el hotel lo teníamos cerca y como veíamos que no salía la última opción era ir al hotel.

Pero a lo lejos, vemos 2 todoterrenos y comenzamos a hacerles señales y tocamos el claxon. Parece que nos han visto y acuden a nuestra llamada de auxilio.

Son un matrimonio de Dinamarca y otros autóctonos. Nos comentan que ellos han bajado desde Dinamarca con el todoterreno y que esta mañana se han quedado en el mismo sitio atrapados. Y que han tenido que llamar a su guía que viniera con su primo para sacarles.

Así que el primo y el guía se ponen manos a la obra, primero lo intentan como nosotros y nada. Así que cogen la cuerda la atan en la parte de atrás y con el 4x4 tirando a la primera lo sacan, ¡Eureka!

Yo dando gracias al cielo, ya que con coche alquilado el seguro lo especifica que todo lo que sea salir de carretera y meterte en pista no lo cubre.

Llegamos al albergue y le comentamos al chico de recepción nuestra odisea. El todo tranquilo nos dice que teníamos que haber dejado el coche allí mismo y sin más acercarnos al hotel que ellos nos habrían sacado sin problemas con el 4x4.Hombre ,esa era la opción ultima que teníamos en mente de no aparecer los todoterrenos…así que para otra vez ya lo sabemos.

Como el hotel no está muy lleno, nos enseño por lo menos 6 o 7 habitaciones hasta que le dijimos que no mas, el tenia un porrón de llaves. Cada habitación era distinta a la otra, con cuatro camas, tres, salita…Optamos por coger una que tenía una mesa con sillas. Ya que tenemos media pensión y vamos a estar 2 días alojados y podemos comer tranquilamente los bocatas.

Así que dejamos las cosas y lo primero que hacemos es darnos un chapuzón en la piscina, que es una pasada con las dunas de fondo. ¡Gloria bendita!, el agua esta buenísima y hago unos largos como si fuera una “Sirena”.

En la piscina conversamos con Manolo y Javi, un padre y su hijo de Madrid. Como no, hablamos del Mundial, ¡de que si no!

Nos duchamos y decidimos hacer nuestra primera incursión en las dunas. No tiene nada que ver este desierto con el Wadi Rum de Jordania. Aquí solo hay dunas y más dunas, los dos son especiales y espectaculares, pero yo soy más de dunas de arena y revolcarme como si fuera una croqueta.

Se va haciendo de noche y vamos para el albergue a cenar. Coincidimos con los Madrileños y cenamos todos juntos. La cena exquisita, estuvo muy bien.

Después de una agradable tertulia nuestros amigos se van a Dormir y nosotros salimos fuera del Albergue a estar un rato mirando el cielo estrellado a pie del desierto. Solo tienes que alejarte un poco y sentarte en unas sillas que han dejado ellos en las dunas, curioso.

Allí conocimos a Hassan y nos comenta que mañana nos guía él para ver amanecer, ya que la ruta que pensaba Dani no era la idónea. Pues quedamos con él a las 5:00 de la mañana.

Nos vamos a la habitación y ahora viene ¡el susto! … No encuentro los pasaportes por ningún lado, nos los hemos dejado en el hotel de Ouarzazate, porque en Agdz no nos los han pedido, por eso no los eche en falta.

Vamos donde Hassan y se lo contamos y uno del hotel llama al hotel de Ouarzazate y todo esto a las 12 de la noche. Les cuenta lo sucedido, pero el que esta de noche, dice que allí no hay nada. ¡Toma!, ¡Toma!, ¡Que movidon…!

El chico de nuestro hotel llama al primo del dueño del hotel que lo conocía. Ellos tranquilizándome…y para quitarle hierro al asunto porque mi cara era un poema, amenizando con tambores y cantando mientras les cogían el teléfono y hacían las gestiones.

¡Bueno! ¡Bueno!, me veo viviendo en una haima y Dani dedicandose a sacar fotos a los turistas en camello…

Resumiendo que hasta mañana no podemos hablar con el que nos cogió los pasaportes a sí que nos quedamos igual.

El de nuestro hotel nos dice que miremos bien otra vez, no sea que se nos hayan caído por la mochila. En esas estamos cuando mirando la mochila ¡Bingo! Allí estaban se habían salido y estaban en la mochila J.

Fuimos a buscar al chico que llamo por teléfono, para contarle que los habíamos encontrado y nos invitaron a una fiesta que tenían montada en la piscina con unos portugueses. Allí corrían los porros, y ya tenían unas 6 botellas de vino que si habían soplado,con música en directo, tambores y una especia de pandereta y cantando, no os lo podéis imaginar .

Nosotros estuvimos un rato y nos fuimos a dormir algo, ya que nos tocaba madrugar mañana, levantarnos a las 4:30 y era la 1:30 de la noche…

4 comentarios:

Juve y Ruth dijo...

Por lo bien ambientado que está, por la gente que allí trabaja y porque está en medio de la nada este Albergue es una autentica maravilla.
Los pasaportes... nosotros ya la liamos en NY, así que siempre llevamos fotocopias y hasta tenemos toda la doc en el correo electronico por si nos vuelve a pasar.
Que bueno la fiesta que montaron en la piscina!
Y las sillas de forja en las dunas... fue de lo primero en lo que me fijé al llegar, no tardamos mucho en salir a hacer las obligadas fotos.

Daniel y Vanessa dijo...

El Albergue D Sud se merece un 10,nos encanto.

El tema de los pasaportes...vaya acojone que nos llevamos,menos mal que se quedo solo en un susto porque nos trastocaba todo el viaje...

Lo de las sillas en las dunas,todo el mundo cuando le enseñamos las fotos ,se queda extrañada diciendo y ¿esas sillas? es super curioso y fotogenico.

El desierto una de las cosas que mas nos gusto del viaje.

Javier Velázquez galeote dijo...

Buenas mochilines,soy Javi el hijo de Mariano(no Manolo) jajajaja este verano quiero que conoZca Marruecos mi novia y estaba a ver si me asesorabais,me ha hecho mucha ilusion verme mencionado y recordar los buenos ratos de aquel dia.veo que seguis sin parar...un abrazo

Daniel y Vanessa dijo...

Hola Javi mandame un email de cual es tu ruta y hablamos.

Saludos.