lunes, 9 de agosto de 2010

Capitulo 14º - En Busca De Las Curtidurías

14-07-2010 Fez

RESUMEN

  • Aguas + té + coke: 87 Dh.
  • Comer la puerta Bab Bou Jeloud: 2 cuscús de carne + agua = 80 Dh.
  • Patatas Prigel + galletas + Plátanos: 44 + 5 + 14 = 63 DH
  • Babuchas: 150 Dh (compramos tres pares en una tienda de ellos, fuera de la zona turística de suela dura)
  • Funda móvil 20 Dh (2u)
  • Cenar la puerta Bab Bou Jeloud restaurante “Des Jeunes”: 2 cuscús de cordero + agua = 70 DH, comimos mejor que el otro restaurante que está enfrente.
  • Alojamiento: Riad llamémosle “X”, porque como sospechamos era una casa que alojaba a gente. Esta cerca del alojamiento Dar Bouania subir un poco y el segundo callejón a la derecha. Nos alojamos por 300 Dh por día. La habitación estaba muy bien y limpia, la lamamos la habitación romana. Decir que los alojamientos en Fez son caros y la oferta barata cara para lo que ofrece. Fue una suerte encontrar este alojamiento por su precio y ubicación en plena medina.

RELATO

Nos levantamos sin hora (no ponemos el despertador), sobre las 9:00 ya nos despertamos. Nuestro objetivo de hoy son las curtidurías. No parece tarea complicada, pero encontrarlas se las trae sin perderse y esquivando los pesados de turno.

Comenzamos a bajar todo recto hasta llegar a la plaza de cobre ,y ahí es cuando llega nuestra duda ¿derecha o Izquierda? Creemos que es la izquierda según mapa lonely planet, pero aquí no hay quien se aclare. Tomamos esa dirección y parece que hemos acertado, pues ya nos empiezan a ofrecer llevarnos a las curtidurías, y nosotros nos hacemos los suecos.

Porque aquí no sabes quién te va de buenas o de muy malas, no te puedes confiar, no sea que bajes la guardia y te la clavan…

Como que no quiere la cosa, por delante nuestro van una pareja de sudamericanos con un chico árabe, y les oigo decir que van a las curtiderias. Llevar la antena puesta surte su efecto…je, je. Y les seguimos, y ¡Bingo! Damos a salir a la puerta de una tienda de cuero, nos dan una rama de mente ,y nos suben a la terraza de la tienda que dan a las curtidurías.

Y ¡Oh, la, la! ,prueba superada ,frente a nosotros observamos las famosas curtidurías de Fez y las hemos encontrado nosotros solitos, bueno… con táctica de espionaje.

El olor no me resulta tan fuerte. El chico de la tienda nos comenta que es porque hoy no están manipulando las pieles con las heces de paloma.

Nos explica todo el proceso que sufre la piel, que tipos de pieles utilizan, los colorantes naturales que utilizan para darle color…en fin toda una explicación en toda regla.

Hay bastantes personas trabajando allí, se ve que es un trabajo muy, muy duro, y aquí algunos nos quejamos…

Después optamos por pasear por las diferentes calles de la medina, ya que ya nos resultan familiares y no nos perdemos.

Ayer ya nos fijamos, pero constatamos que hay una carnicería en la cual están unos gatos todos los días y a todas horas, observando al carnicero para ver si cae algo de comida. Aquí tenéis a los protagonistas.

Este creo que no nos llevara de circuito por el desierto mas...Como podeis observar tambien hay carnicerias de carne de camello.

Despues nos vamos a tomar unas coca colas en una terraza con vistas, y luego vamos a comer.

La correspondiente siesta no podia faltar, ya diréis todo el día durmiendo, pero que esperais, con estos calores…

Sobre las 18:00 de la tarde salimos otra vez a callejear por las calles de la medina, a esta hora ya no hace tanto calor. Tenemos intención de comprar babuchas, pero queremos encontrar alguna tienda que no sea tan turística, ya que la calidad de estas deja que desear.

Así que encontramos una calle con tiendas más serias y allí compramos tres pares de babuchas de suela dura. Eso si los números de las babuchas no corresponde a los de aquí, es decir un 38 no es un 38 de aquí, cuidado.

Después de las compras paramos en una especie de “cafetería” que está en plena cuesta de camino al hotel, que tiene dos mesas. Nos tomamos dos tés a la menta y nos atiende un viejete, el de la foto,que es el dueño del local. La tasquilla tiene exito porque siempre la hemos encontrado ocupada.

Luego nos vamos a cenar a un restaurante que está en la misma puerta Bab Bou Jeloud y se llama “Des Jeunes”. Cenamos dos cuscús de cordero y agua, muy rico, mucha cantidad y todo por 70 DH.

Para bajar la cena, nos vamos a tomar un té a la menta a una cafetería que está en frente de la puerta Bab Bou Jeloud, y luego a dormir.

2 comentarios:

Tnsi dijo...

Hola! nosotros tomamos te con ese señor!!!! Que alegria verlo en fotografia :)

Daniel y Vanessa dijo...

Pues no veas la marcha que tenia el hombre...